Consejos para el cuidado de la parra de uvas

La parra de uvas es una de las plantas más agradecidas de la naturaleza. Para su cuidado sólo hay que dedicarle un poco de tiempo y hacer unos pequeños cuidados básicos y sencillos. De esta manera la parra tendrá una vida larga y nos ofrecerá frutas de calidad con todos los beneficios para la salud que nos aportan, así como sus propiedades y vitaminas. Si tienes una parra de uvas en tu casa, en tu jardín o en tu casa de campo, lee bien los consejos para cuidar la parra de uvas que te damos a continuación y podrás beneficiarte de esta fruta maravillosa para cuidar tu salud y la de los tuyos:

Comprar una parra de uvas

En primer lugar tendrás que seleccionar el tipo de uva que más te guste, que podrás comprar en los viveros de vid Plantvid. Tendrás que elegir un tipo de vid que, aparte de que la uva sea de tu elección, se adapte al tiempo y al clima de tu zona.

Se recomienda buscar una zona soleada, con tierra suelta, ligeramente rocosa y con buen drenaje. Es interesante que tenga bastante abono, aunque con abundante humus y abono orgánico en primavera será suficiente para que la parra se desarrolle con todos los nutrientes necesarios.

Una vez hayas comprado la parra y la tengas plantada en un lugar de tu jardín o en tu campo, pasarán unos tres años hasta que habrá crecido considerablemente.

Cuidados de la parra de uvas

Tienes que ir guiándola año tras año por la superficie donde quieres que crezca, para que ocupe el espacio que a ti te interese. Para ir guiando tenemos que facilitarle un buen tronco de base y dos ramas.

En zonas muy frías, en invierno es recomendable proteger las raíces de las bajas temperaturas colocando un aislante en la base un acolchado en la base. Las heladas pueden llegar a perjudicar todo el crecimiento que ha experimentado durante la primavera. Para aislar las raíces puedes utilizar hojas secas, hierbas cortadas, papel de periódico o cualquier otro material que aisle del frío intenso.

Para regar la parra de uvas es mejor hacerlo a intervalos, asegurándote de no echar demasiada agua, ya que la parra de uvas necesita sol, calor y poca humedad.

Cuando los frutos empiezan a crecer, podemos proteger las uvas de las picaduras de los pájaros, las avispas o las abejas. Podemos rodearlas con papel de estraza dejando abierta la parte de abajo. También podemos dejas un racimo de uvas libre para que los insectos y los pájaros se figen en este y no piquen al resto.

Para tener granos de uva más grandes, podemos aclarar la parra y que haya menos racimos. Incluso a cada racimo podemos cortarle unas cuantas uvas, aclarándolo y que sean más grandes.

En caso de plagas o hongos, podrás también tomas medidas para obtener un fruto de excelente calidad.

Si el uso que se le quiere dar a la parra es para hacer sombra en verano, tendremos que tener en cuenta que nos interesa que esté bien poblada de ramas y hojas.

Siguiendo estos simples consejos para el cuidado de la parra de uvas conseguirás tener unas frutas de la vid excelentes, y podrás disfutarlas, tanto para comer en postres, en ensaladas o en recetas con uvas. También podrás eleborar tus propios vinos caseros con uvas de excelente calidad.

La recolección de la uva se inicia a finales de verano y se alarga hasta mediados de otoño.

Compartir:

Trato directo con nuestros clientes

Con cualquier duda o para aconsejarte la mejor opción para tus necesidades, estaremos encantados de atenderte.

 redalia certificado
Visita nuestro canal