Los racimos son de tamaño medio tirando a grande, compactos y con uvas medias de forma esférica y una piel fina de color amarillo pálido. Es una variedad muy productiva, por lo tanto sus vinos son de poca estructura, aromas escasos y frescos (heno, perejil, limoncillo) y sabor dulzón. Se suele utilizar como mezcla con otras variedades. Aunque se utilizaba para producciones de granel, en la actualidad se está descubriendo su potencial para elaborar vinos con aromas a hierbas de monte y frutas maduras.

Es la uva más abundante en Extremadura, aunque también está presente en Andalucía.

Trato directo con nuestros clientes

Con cualquier duda o para aconsejarte la mejor opción para tus necesidades, estaremos encantados de atenderte.

 redalia certificado
Visita nuestro canal