Los racimos son medianos, compuestos de bayas pequeñas y cuando están maduros presentan colores amarillos intensos que también se trasladan a los vinos, dotándolos de colores dorados. Esta variedad produce vinos con una acidez media-alta que la hacen muy interesante pra mezclar con otras variedades, ya que aporta acidez al conjunto. En monovarietales, es apta para la crianza en barrica. De producción media.

Aunque se encuentra por toda España, es abundante en Tarragona, Zaragoza y Teruel. Es variedad principal de las denominaciones de Origen Alella, Costers del Segre, Tarragona y Terra Alta. También se usa en elaboraciones en Cariñena, Cigales, Empordá-Costa Brava, Navarra, Priorato, Rioja y Somontano.

Trato directo con nuestros clientes

Tanto si tienes cualquier duda sobre nuestro vivero de vid o nuestro servicio de venta de cepas y plantas de viña, como si lo que necesitas es consejo y asesoramiento sobre la mejor opción para tus necesidades, estaremos encantados de atenderte.

Visita nuestro canal