La variedad Cardinal tiene un fuerte vigor y tendencia al crecimiento horizontal. Puede tener cierta facilidad al rajado de las bayas.

 

Los racimos de Cardinal son anchos, sueltos con un tallo largo y muy lignificado. Las bayas son muy grandes pero la coloración es irregular. La piel es moderadamente gruesa y la pulpa firme. Las uvas tienen una buena vida en almacén y buena capacidad de transporte.

Trato directo con nuestros clientes

Con cualquier duda o para aconsejarte la mejor opción para tus necesidades, estaremos encantados de atenderte.

Visita nuestro canal